Qué contenidos de musicoterapia publicar en las redes sociales

*Si prefieres escuchar este contenido puedes entrar en mi canal de Podcast y reproducirlo desde cualquier dispositivo electrónico.

Hace unas semanas recibí este mail de Elena que está suscripta a mi newsletter y con ello te voy a explicar un poco el tema de las publicaciones de musicoterapia para redes sociales:

«Hola Vanessa, hice el curso de MARCA PERSONAL de tu web y me quedé enganchada a tu propuesta de comenzar a visibilizarme. Me abrí hace poco una cuenta en Instagram, ¿me puedes decir qué puedo publicar? No se me ocurre más que copiar lo que ponen otras cuentas. No tengo seguidores y tampoco mucho tiempo para actualizarla. ¿Qué hago?
Muchas gracias por compartir lo que sabes, me sirve todo»

Gracias Elena! Primero y principal te voy a hacer unas preguntas para que puedas situar el contenido de Instagram:

¿Te gusta Instagram? ¿Conectas con esta red social?
¿A quién va dirigida tu cuenta y qué mensaje quieres dar? lo quieres dar a tus futuros clientes, a papás y mamás de niños con diversidad funcional, a otros musicoterapeutas?

Define tus respuestas.

Veo que la mayoría de la cuentas no publican contenido de valor a la persona que va a contratar tus servicios.
Mal vamos.

Te voy a poner un ejemplo:

Si tienes una cuenta de Instagram para madres y padres con niños con autismo, es una tontería poner contenido técnico de musicoterapia para musicoterapeutas. Los musicoterapeutas que te siguen, no te van a comprar.

Quieres ir al norte y estás caminando hacia el sur.

Sigo con el ejemplo de la familia que tiene un niño con autismo.

Piensa: ¿Qué le interesa a ese papá y a esa mamá?

Ya te digo yo que la explicación técnica del método Nordoff-Robbins no llamará su atención.

Los padres y las madres tenemos muchísimas cosas y no tenemos tiempo para palabreríos que no entendemos. Lo queremos fácil.

Lo que a esos padres les interesa seguramente, es cómo le vas a ayudar a su hijo, qué problemas atiendes y cómo puedes mejorar la convivencia familiar en el día a día.

Con lo cual, no te pongas densa con explicaciones que no se entienden y habla claro.

Por ejemplo: Qué haces, cómo lo haces, qué resultados existen con el uso de la musicoterapia en autismo.
Ve al grano, al meollo, sin rodeos.

¿Me explico?

Por mi experiencia personal, no te sugiero mezclar tu perfil personal de Instagram con el profesional.

Tu perfil de musicoterapia va acorde con la misión de tu MARCA PERSONAL.

Poco ayudará la foto del bautizo de tu sobrina para posicionarte como expert@ o ganar autoridad como musicoterapeuta.

Otra cosa.

Cuando quieras subir contenido, es mejor escribir un post al mes, que actualizar todos los días con contenido de relleno.

En general los temas de tu Instagram tienen que inspirar, educar y divulgar.
TODO tiene que ser estratégico.

Tu compartes para visibilizar tu servicio profesional y que te contraten. No pierdas eso de vista.

Para entretener ya está Netflix o YouTube Kids. Esto de la musicoterapia va muy enserio y si quieres ganar autoridad y vivir de ello, deberás ofrecer calidad.

Más ideas para publicar en redes sociales

  1. Divulga los beneficios de la musicoterapia con el colectivo que te especializas.
  2. Ofrece evidencia científica sin abrumar. Eso creará confianza.
    Comparte libros, comenta artículos, diseña infografías, etc.
  3. Inspira con tu historia, con las historias de superación de tus clientes, narra las experiencias musicales y emocionales que vives en cada encuentro de musicoterapia y cómo se podría beneficiar tu paciente.
  4. Siempre que tenga un objetivo claro y estratégico, anímate a mostrar fotografías de lo que haces, o comparte vídeos, (con autorizaciones y permisos correspondientes, esfumado de caras, etc…), comenta y Da tu opinión profesional. Cuida con mimo el contexto para que no genere malos entendidos y explica en cada caso particular, tu método.
  5. Enseña cómo la música puede ser una aliada en la vida de tu paciente, ofrece pequeños consejos, tips y cualquier tipo de idea creativa que ayude a mejorar su vida.
  6. Por último, comparte testimonios de tus pacientes. Si te animas, puedes pedirles una pequeña reseña contando cómo se sienten haciendo musicoterapia.
    Esto aumenta tus factores de credibilidad. Ya no lo dices tú, lo dicen los demás.

Si tienes un cliente bien definido y sabes qué problemas atiendes o solucionas, no te costará nada ponerse en su lugar y comenzar a diseñar un plan de publicaciones.

Si escribes para todo el mundo, no escribes para nadie porque tu mensaje no conecta con ninguna necesidad.

Todo esto y mucho más, lo vemos en el programa Emprende.

En el módulo 3 de este programa 1 a 1, aprendemos a definir el cliente ideal, a tener visión empresarial, a darle lo que realmente busca. También creamos un plan de comunicación para que tenga impacto y genere necesidad.

¿Cómo se nota si tu perfil en RRSS tiene estrategia y está bien hecho?

Si tienes experiencia en marketing digital como yo, ¡vaya si lo notas!
Podría analizar ahora mismo unos cuantos perfiles de mis compañer@s y decirte puntos fuertes y cuestiones a mejorar.

Si está bien hecho y con estrategia lo puedes notar en el número de seguidores, en el número de personas que comentan, que te escriben o te llaman y en la cantidad de clientes que pagan por tus servicios.

Además Instagram tiene una sección de estadísticas básicas con el que puedes medir resultados.

Cuesta.
No te voy a mentir.
No es de un día para el otro.

Pero ya sabemos que los dos primeros años de un emprendimiento es visibilidad y pedagogía. Con lo cual no te pille por sorpresa.

Esto significa esfuerzo, dedicación, foco + disfrute, creatividad y espacio para seguir fortaleciendo tu identidad virtual como profesional.

Mi querid@ musicoterapeuta, todo esto lo puedes hacer sol@ porque en internet tienes toda la información, o puedes pedirme ayuda y ahorrarte miles de dolores de cabeza, bucles de desmotivación y resultados invisibles.

Yo este camino ya lo recorrí y cuento con ventajas y experiencia. Además a mí no me tendrás que explicar qué es la musicoterapia porque sé de lo que hablo y comprendo perfectamente los retos que implica esta profesión.

Déjame decirte algo más desde el camino que he recorrido, cuidado con poner todo el acento en las redes sociales y dedicar mucho tiempo a ellas.

4 mitos de las redes sociales

A mí me pasó que les puse demasiadas expectativas y perdí mucho el tiempo porque no obtuve los resultados que necesitaba como musicoterapeuta.

Por eso te comparto 4 mitos, para que estés atento.

#1. Las Redes Sociales son gratis

Mentira de la buena! Estar en redes sociales y actualizar contenido lleva muchísima dedicación, tu tiempo no es gratis, calcula cuánto te sale tu hora de trabajo y lo que significa en los costes de tu emprendimiento. Si las llevas tú va a requerir de tu tiempo, mientras haces eso, no haces sesiones de musicoterapia con tus clientes. Si contratas a un experto que te las lleve, también se llevará tu dinero.

Asi que de gratis nada.

No te digo que no las tengas, te digo que inviertas el tiempo justo.
¿Cómo saber cuál es el tiempo justo? Medir el impacto de tus publicaciones y ajustarlas al tipo de clientes a los que tu propuesta les parecerá atractiva.
No te preocupes porque si no sabes de todo esto que estoy hablando, los contenidos los vemos en el programa Emprende o en el de Marca Personal.

#2. Las Redes están hechas para vender
Error!
No fueron creadas como un canal de venta directa, aunque ahora para proyectos de e-commerces se estén adaptando mucho y puede que en un futuro sea así.
Para servicios profesionales como lo es el nuestro, es una buena estrategia para visibilizar quién eres, qué haces y captar posibles futuros clientes.
Además, no te olvides que publicando en ellas, vas creando tu trayectoria online como musicoterapeuta.

Para un uso óptimo de las redes sociales hay que idear un buen plan de marketing y comunicación y sobre todo que sea estratégico. Todo lo que vas a publicar tiene que tener un fin. Subir cosas sin ton ni son, no hará que los clientes confíen en ti y te compren.

La idea final es que de las Redes Sociales, tus potenciales clientes vayan a tu web y que de tu web te escriban para preguntar por tus servicios. Esa puede ser una buena estrategia de venta.

#3. Cuantos más seguidores más éxito
Depende lo que signifique éxito para ti.
Para mi emprendimiento lo que más cuenta son aquellos seguidores que se convierten en clientes.

Revisa la calidad de tus seguidores. Si la mayoría son familiares, compañeros y amigos o son aquellos que no interactúan con tus actualizaciones, lo más probables es que se consideren seguidores vacíos.

Si quieres posicionar tu marca, no te vale solamente con ellos.
A menudo es mejor tener menos seguidores pero de calidad.

Por lo tanto, es VITAL que sepas a quién te diriges con la musicoterapia y cómo conectas con sus necesidades. Eso hará que participen.

#4. Todas las redes sociales son iguales
En mis inicios pensaba: vinculo todas mis redes y lo que se publica en una, va para todas.
Wrong!
Cada una de ellas tiene sus características, su forma de publicación, de comentarios y de interacción.
Las redes sociales no sirven para todo y para todos los públicos de la misma forma.
Son una herramienta más dentro de tu plan de comunicación, nada más.

Lo fuerte de nuestro proyecto es la musicoterapia para ayudar a las personas, no las redes.

Lo que sí puedes hacer es contratar Bufer o Hootsuite que son plataformas para configurar las publicaciones de todas tus redes desde un solo lugar. Son de pago y si te digo la verdad cuando uno está en los primeros años del emprendimiento, quizás no sea muy necesario y tampoco rentable.

Si me permites una recomendación, yo apostaría más por una página web en WordPress que las redes sociales, porque el día de mañana se cierra como en el caso de GooglePlus (G+) o te cambian los algoritmos y te has quedado a dos velas o no te ve nadie.

Por eso:

  1. Distribuye tu tiempo y tu dedicación en función de las prioridades de tu proyecto global de musicoterapia. Piensa con estrategia y desde dónde tú lo quieres enfocar.
  2. Mira a ver dónde está tu cliente, qué redes consume, y cómo puedes contactar con contenidos de valor para llamar su atención.

No trabajes de más, trabaja mejor y con mayor foco. Y si no sabes o no puedes, pídeme ayuda, dispongo de consultorías online y programas específicos 1 a 1.

Ahora te toca a ti, nos puedes compartir en comentarios: ¿Cuál o cuáles utilizas? ¿Cuánto tiempo inviertes en ellas? y ¿Cómo mides el impacto de tus publicaciones?

Gracias por llegar hasta aquí!

Suscríbete al BLOG, únete a la COMUNIDAD DE MUSICOTERAPEUTAS apasionad@s por esta profesión y recibe contenidos de valor todas las semanas.

6 comentarios en “Qué contenidos de musicoterapia publicar en las redes sociales”

  1. Me vienen de lujo todas las recomendaciones que haces y que des un poco de claridad a este tema. Hay que tenerlo bien pensado para no perder tiempo y aportar conocimiento. Muchas gracias

    Responder
  2. Gracias por este post Vanessa, me he dado cuenta de que estar en redes sociales me desenfoca, por lo que ahora mismo me voy a centrar en otras cosas. Gracias por abrirme los ojos y el corazón. Un saludo!

    Responder
    • Qué bueno que te puedas dar cuenta de que ahora mismo, no pondrás tu atención en las redes sociales, es muy sensato de tu parte! Verás cómo enfocando tus prioridades el trabajo tienes mejores resultados. Me ha gustado mucho haberte podido ayudar. Un saludo!

      Responder
  3. Todos tus artículos son muy útiles, me gusta mucho leerte porque lo explicas muy bien. Gracias por compartir todo lo que sabes. Un saludo cordial.

    Responder

Deja un comentario

Suscríbete a mi newsletter

Información básica sobre protección de datos.
Responsable: Vanessa Vannay Allasia.
Finalidad: Envío de información solicitada y gestión de suscripciones.
Legitimación: Tu consentimiento.
Destinatarios: Plataforma de envío de newsletters recibirá datos para gestionar las suscripciones (Active Campaign).
Derechos: Podrás ejercer tus derechos a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como los otros detallados en la Política de Privacidad.

Recibe contenidos para musicoterapeutas

todas las semanas.

Vive de la Musicoterapia