Procrastinar como musicoterapeuta

*Si prefieres escuchar este contenido puedes entrar en mi canal de Podcast y reproducirlo desde cualquier dispositivo electrónico.

Eres de es@s musicoterapeutas que:

¿Todavía no puede vivir exclusivamente de la musicoterapia, al mismo tiempo trabaja en otra cosa, y se la pasa pensando en todo lo que podría hacer si tuviera más tiempo?

Piensa que su vida sería perfecta, si solamente viviera de su pasión y ganara más dinero…

Que alguna vez se ha sentado para hacer algo importante en el ordenador y de repente se ha dado cuenta de que estaba ordenando el cajón de tu cocina, doblando la ropa o contestando un mensaje directo de Instagram…

Que tiene que presentar un informe musicoterapéutico y hasta que no llega la noche anterior de la entrega no se pone a redactarlo…

Que tiene pendiente los trámites y papeleos bancarios y no quiere hacerlo porque le da pereza…

 Que tiene esa llamada pendiente para pedir ayuda y nunca se concreta gracias al: “ya llamaré luego”

Si es así puedes que vivas con el síndrome de postergación.

¿Qué es el síndrome de postergación?

Lo primero que aparece cuando buscas en internet sobre el tema es que:

«El síndrome de la postergación o posposición es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables»

Dice también que es el mal hábito de aplazarlo todo y eso tiene el nombre de procrastinación. Del latín procrastinare: “pro” es adelante, y “crastinus” futuro.

Sería algo así como «dejar para después lo que tienes que hacer ahora mismo»

Todas las personas pasamos por ello alguna vez, y yo la primera. Por eso también te comparto ejemplos reales de mis clientes musicoterapeutas cuando trabajamos en mis programas 1 a 1.

Frases como:

  • Cuando tenga tiempo me pondré a tope con mi proyecto de vivir de la musicoterapia.
  • Si tuviera más experiencia como musicoterapeuta, tendría más clientes.
  • Cuando me dedique exclusivamente a la musicoterapia, me sentiré feliz y realizado.
  • Si tuviera más dinero y tiempo, podría contratar un proceso de supervisión.
  • Cuando deje el trabajo actual que no me gusta, todo irá bien.
  • Si hago una especialización más en musicoterapia, sentiré mayor seguridad a la hora de intervenir.

¿Te suena alguna de ellas?

El gran problema de "dejar todo para mañana"

Procrastinar supone un importante límite a la hora de concretar acciones que no llevan a cumplir con el objetivo de vivir de la musicoterapia.

Decía Christopher Parker: “La procrastinación es como usar una tarjeta de crédito, mucha diversión hasta que llega el recibo de pago”

El postergar frecuentemente la acción esperando que las condiciones que la rodean sean las perfectas, implica un gran desgaste en donde aparecen emociones desagradables como la angustia, la frustración y la culpa. Lo que llevado al límite, podría interferir en nuestra vida diaria, con repercusiones en el ámbito laboral musicoterapéutico, social y familiar.

* En la mayoría de las ocasiones las condiciones no están directamente relacionadas con los resultados que se esperan. (vuelve a leer esto)

Te pongo un ejemplo de uno de mis clientes musicoterapeutas del Programa Emprende:

«Cuando pueda vivir de la musicoterapia, seré un buen musicoterapeuta y me sentiré feliz»

Si lo analizamos un poquito en profundidad no es requisito indispensable vivir de la musicoterapia para ser un buen musicoterapeuta y tampoco para ser feliz. Puedes ser feliz independientemente de ser excelente profesional o no. Como puedes observar, no hay una relación causa efecto.

El problema de procrastinar es justo esto, a menudo no somos conscientes que estos patrones de pensamientos carecen de lógica y los repetimos porque creemos que son verdaderos, sin analizar qué tanto realmente se relacionan las condiciones y los resultados.

También he observado que tendemos a postergar más aquellas acciones nuestras, que la que otras personas nos ordenan que hagamos. Creo que el miedo a la valoración negativa de los demás, fundamenta su base.

Ejercicio práctico para detectar pensamientos erróneos.

Escribe en un folio la frase: “Cuando tenga tiempo” ….

Y luego complétala con lo primero que se te venga a la mente sin pensarlo demasiado. Cuando finalices, observa y reflexiona qué dice tu lista.

Cuestiónate si realmente no tienes tiempo para dedicarle un rato a tu objetivo de vivir de tu pasión.

En las sesiones con mis clientes del Programa Supervisa, aparecen pensamientos como:

  1. Cuando tenga tiempo, leeré todo el material de musicoterapia que tengo aparcado.
  2. Cuando tenga tiempo, haré aquel curso que guardé en una carpeta del Outlook.
  3. Cuando tenga tiempo supervisaré los casos en musicoterapia en los que me siento bloqueada.
  4. Haré esas tareas que apunté en un listado para que no se sigan acumulando.
  5. Pediré ayuda.
  6. Iniciaré una nueva planificación de mi vida profesional. Esta vez será en serio.

Te aseguro que independientemente de lo que hayas puesto en tu lista, el 90% de los ítems que has escrito, se podrían comenzar a lograr ya mismo.

Puedes hacer muchas cosas, sin esperar a tener ese tiempo que quieres.

Muchos musicoterapeutas también están ocupados, pero sin embargo se organizan de forma tal, que trabajan un porcentaje de sus horas semanales en su proyecto personal.

Este poderoso ejercicio para autoconocernos, lo podemos utilizar para cualquier otra condición que haga postergar el cumplimiento de nuestros objetivos como, por ejemplo:

  • Cuando tenga más clientes seré mejor musicoterapeuta.
  • Cuando mis hijos/as sean más mayores me haré tiempo para la musicoterapia.
  • Cuando viva sola me dedicaré a lo que realmente me gusta.
  • Si tuviera un mejor puesto trabajo…
  • Si estuviera mejor de salud…

Procrastinar es uno de los problemas más comunes en el día a día de los que somos emprendedores o emprendedoras.

Las consecuencias de tener reiteradamente esta conducta te llevan a ganar una mala reputación. Quedarte en tu zona de confort de forma «segura» sin ninguna chance de avanzar, no experimentar los resultados que esperas perdiendo la motivación, el ánimo y la autoestima.

Esto es demasiado caro, ¿no te parece?

 

Pero ¿por qué sabiendo que las consecuencias son malas, seguimos postergando?

Según dicen los expertos, encontramos un beneficio secundario a procrastinar porque la actividad que queremos realizar no es un hábito en nosotros, o muchas veces queremos que la recompensa sea inmediata, que las cosas aparezcan al sacudir la varita mágica, o pecamos de exceso de perfección y pensamos que el esfuerzo será mayor cuando lo logremos…

Procrastinar significa poner nuestra felicidad y la vida que queremos en espera en stand by hasta que algo en el futuro suceda y nuestros problemas se resuelvan de forma exprés.

Pero déjame decirte algo: ¡esto no funciona!

Deja de engañarte. ¡Basta ya!

Dejar de vivir la vida profesional que deseamos, porque no se han cumplido ciertas y determinadas circunstancias crea un gran vacío interior. Es esa sensación de no estar viviendo la vida que quieres, de monotonía, aburrimiento, hartazgo… de no estar conectado/a con tus talentos y tus fortalezas para la musicoterapia.

Muchas veces llenamos estos vacíos con conductas no saludables y distracciones por doquier como largas horas conectados a las redes sociales, sesiones interminables de tu serie favorita, juegos online, atendiendo a cualquier tipo de notificación en el teléfono móvil, y muchos etcéteras más.

A menudo creemos que el día que tengamos tiempo todo se solucionará, como si el tiempo nos lo concederian los demás.

Todos contamos con el mismo tiempo, son 24 horas por día. Ni más, ni menos, ahora bien: en la gestión y optimización del tiempo estará la diferencia y en las prioridades que selecciones, también.

Entonces quizás no sea plantearte si tienes tiempo o no, sino si tienes ganas o si realmente este deseo de vivir de la musicoterapia, tiene prioridad en tu vida.

Comenzar a tomar contacto con lo que te gusta, de a poco, de a ratos, y agendarlo concretamente un día y una hora, hará que ese vacío que sientes se llene de acciones agradables, llenas de talento, que aportan verdadero valor y que te harán sentir que estás caminando hacia el destino correcto.

Es increíble cómo en la vida de muchas personas, la excusa de no tener tiempo es la principal herramienta para justificarse.

Procrastinar es voluntario por eso la mejor noticia es que se puede cambiar. Basta de pretextos, quizás lo que tengas que hacer es verificar si tu deseo de vivir de la musicoterapia es real o una fantasía con la que te gusta imaginarte.

Y quiero explicarme mejor: estoy diciendo que no es bueno procrastinar lo que no quiere decir que no puedas tomarte un tiempo para relajarte y descansar, por supuesto que esto lo tienes que considerar. Es obligatoriamente sano.

Lo único que te estoy diciendo es que no debes retrasar las tareas importantes que tienes programadas para finalmente poder vivir como quieres.

Diferentes tipos de musicoterapeutas postergadores. 

A lo largo de estos años de trabajo conmigo misma y con mis clientes/as puedo advertir diferentes tipos de postergadores y encontrar puntos en común. Advierto que:

  1. La mayoría tiene un modelo de cómo lograr vivir de la musicoterapia poco realista.
  2. Piensan que hasta que no estén bien seguras de sí mismas, no podrán hacerlo.
  3. Caen en el error de diseñar los objetivos sin tener en cuenta que algo puede salir mal. Baja tolerancia a la frustración como si dieran por hecho el éxito.
  4. Están pendientes de no querer perder dinero y dudan en invertirlo.
  5. Abandonan la tarea cuando la situación se complica.
  6. Tienen miedo al fracaso, como si tomar una decisión los llevaría directamente a la ruina más terrible.
  7. Suelen basar su autoestima en el reconocimiento de los demás y por la suma de logros. No ponen la atención en el proceso y en lo que hicieron con tanto talento.

Entonces, ¿vale la pena esperar a que todo esté perfecto para hacer lo que te gusta y sentir felicidad? ¿Por qué no puedes ser feliz ahora mismo?

La felicidad depende de ti, no del tiempo que tengas. Empieza ahora, así como estás, a realizar pequeñas acciones que te acerquen a tu objetivo. Siéntate con agenda en mano y ponte un día y una hora para que eso suceda. Si estás convencido el tiempo para hacerlo, aparece.

Tengo un ejercicio muy bonito si quieres aprender sobre los ladrones del tiempo del musicoterapeuta, que está en las descargas gratuita del apartado Store de mi web, puedes entrar y echarle un vistazo.

Con él puedes detectar en dónde se te escapa el tiempo.

Muchos musicoterapeutas me han escrito contándome lo bien que les había ido y se habían sorprendido de la cantidad de tiempo que pierden con las redes sociales. Otros que Netflix es su principal distracción y que al final por no poner un límite, se sienten frustrados y culpables de tener la sensación de no haber aprovechado el tiempo.

Recuerda que en la sección de Store puedes bajar el ejercicio, imprimirlo y conocerte mejor.

Es muy importante que rompas la asociación mental, no puedo porque no tengo tiempo.

Porque eso no es cierto, si comprendes que la falta de tiempo no es la que te está alejando de tus objetivos y que eres tú quien puede cambiar las cosas, serás libre.

Dejarás de ser dependiente emocionalmente porque tu felicidad será parte de tu responsabilidad. Ya no tendrás que ponerla afuera y tampoco sometida bajo ninguna circunstancia.

 

Beneficios de dejar de procrastinar en musicoterapia.

Cuando sientas que te haces el tiempo necesario para realizar tu deseo y trabajas en lo que realmente te hace brillar, sentirás que el vacío comienza a llenarse de gusto y motivación.

Esta acción nos empodera, nos fortalece como musicoterapeutas y como personas que estamos detrás.

Nos hace atractivas, la gente nos buscará, pensará en nosotros para colaborar en algún tipo de evento, clases, talleres, jornadas.

Las personas en general quieren estar con alguien que esté contento, que aporte valor, que comparta contenidos que ayuden a los demás, que disfruta y que es generoso. Que tiene una vida nutrida enfocada en lo que le apasiona. ¿Estás conmigo en esto?

Y eso, nos pone en un estado tan diferente y relajado que nuestra energía interior cambia. Mejora.

Te recomiendo dos artículos que escribí para este blog: cómo vivir de la musicoterapia y acompañamiento y desarrollo profesional, donde doy algunos tips que pueden ayudarte a dar el primer paso o buscar ayuda, si ves que en estos momentos se te hace cuesta arriba.

No te resignes a que las cosas sigan igual, date una oportunidad, el momento es ahora.

Y si estás leyendo este artículo, aún más. Planifica y organiza lo que quieras, lo que sientas, lo que te hace feliz, sueña en grande, hazte gigante pero no aplaces tu vida para cuando tengas tiempo.

Si una de tus preocupaciones es el miedo al fracaso, date cuenta hasta dónde es una excusa para realmente no hacer la tarea o evadir tus obligaciones.

Si necesitas ayuda, la pides. Verás que con acompañamiento las cosas no son tan terribles como te las imaginas.

programas_musicoterapia

Cómo gestionar el hábito de procrastinar para musicoterapeutas.

Quiero compartir contigo una serie de ítems que me parece que pueden serte muy útiles:

  1. Detecta cómo estás aplazando tu proyecto de vivir de la musicoterapia. Registra esas frases que dices frecuentemente. Recuerda el ejercicio que te propuse en este artículo.
  2. Advierte cuáles son los ladrones que te roban el tiempo. (recuerda que puedes descargarte el ejercicio gratuito del store de mi web)
  3. Analiza las condiciones que estás esperando que se cumplan para ponerte manos a la obra. ¿Son necesarias? ¿Son esenciales? ¿Se establece una relación causa – efecto?
  4. Comienza por las acciones más pequeñas, pero empieza ya. Agenda en mano y bolígrafo.
  5. Explora en profundidad porqué estás aplazando tu proyecto de vivir de la musicoterapia. Puede que estés pasando por un momento complejo y necesites el apoyo de un profesional o un supervisor de musicoterapia.

Definitivamente, tomar la decisión de dejar de procrastinar te ayudará a llevar tu emprendimiento al siguiente nivel, lo que quiere decir que tienes que revisar y rediseñar la planificación de tus objetivos y tu tiempo porque influirán de manera positiva a alcanzar tus objetivos.

¿Tienes alguna sugerencia que a mí se me haya pasado por alto y que sea importante tener en cuenta? Por favor, compártela en los comentarios. Muchas gracias.

Suscríbete al BLOG, únete a la COMUNIDAD DE MUSICOTERAPEUTAS apasionad@s por esta profesión y recibe contenidos de valor todas las semanas.

Escucha este contenido en el episodio 6:

También te pueden interesar estos artículos:

2 comentarios en “Procrastinar como musicoterapeuta”

  1. Hola Vanessa! Muchas gracias por este artículo, era lo que estaba buscando. Ha sido muy clara tu orientacion y me ví reflejada. A veces he pensado que me estabas hablando directamente a mí. Me interesaría estar en contacto contigo para hacer el Programa Emprende en musicoterapia. Gracias!

Deja un comentario

Suscríbete a mi newsletter

Información básica sobre protección de datos.
Responsable: Vanessa Vannay Allasia.
Finalidad: Envío de información solicitada y gestión de suscripciones.
Legitimación: Tu consentimiento.
Destinatarios: Plataforma de envío de newsletters recibirá datos para gestionar las suscripciones (Active Campaign).
Derechos: Podrás ejercer tus derechos a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como los otros detallados en la Política de Privacidad.

Recibe contenidos para musicoterapeutas

todas las semanas.

Vive de la Musicoterapia
11 Compartir
Compartir11
Twittear
Compartir