¿Qué hacer con la información recogida en un evento de musicoterapia?

Me encanta participar de eventos de musicoterapia, sean jornadas, congresos, conferencias, etc., también en aquellos que no son exclusivos de musicoterapia sino de otras profesiones afines.

Creo que son lugares de aprendizaje, intercambio y enriquecimiento inigualables.

Me encanta hablar con las personas, mirar las instalaciones, la información colgada de sus paredes y las que ofrecen los espacios de networking. Leo qué ofrecen, cómo lo ofrecen, las diferentes propuestas y casi siempre recojo tarjetas, folletos y todo tipo de flyers.

Llego a mi casa con el corazón colmado de buenas sensaciones y con una bolsa de tela preciosa LLENA de papeles con contenido que ha resonado en mí.

Y estoy a una decisión de utilizar y sacarle partido a todo ello o guardar la bolsa (así como la traje) hasta que algún día haga limpieza y termine tirando todo.

Y pregunto: ¿prefieres guardar la bolsa y que se quede allí también todo el chute de motivación?

Si piensas que sí, entonces cierra aquí este correo electrónico y lee el artículo Procrastinar como musicoterapeuta o escucha el Episodio 6 del podcast que te va a venir genial.

Si opinas que revisarás un poco todo, quédate.

Voy al grano con 10 consejos útiles.

#1 ¿Qué hacer con los folletos?
Míralos y lee la información, muchas veces nos venimos arriba y no seleccionamos, observamos un poco por encima y si nos parece que puede estar bien, lo recogemos para después. Pues aquí es el momento de apartar lo que realmente nos interesa de lo que no.
Quédate con lo que vas a necesitar, el resto recíclalo en el contenedor de papel.

#2 ¿Qué hacer con el certificado?

Estamos desesperados porque repartan los certificados y después queda allí con toda la documentación. Pues no, mételo directamente en el escáner o sácale una buena foto para tenerlo en formato digital. Te servirá seguramente para presentarlo con algún CV. Agenda un día para hacerlo y guárda la versión en papel en una carpeta exclusiva para ello.

#3 ¿Qué hacer con la bolsa?

La bolsa puede ser tan útil como quieras, puedes guardar todo lo que respecta a musicoterapia, puedes llevar tus cosas, guardarla como bolsa extra por cualquier cosa, reciclarla, sacarle una foto y/o guardarla como un buen recuerdo.

#4 ¿Qué hacer con los planos y publicidad de la ciudad donde ha sido el evento?

Lo mismo, si guardas algo es porque realmente lo quieres y sino a reciclar. Esto dependerá de cada uno. Yo no suelo guardar mucho y si tengo la posibilidad de obtenerlo vía online, no ocupo más sitio en mi casa.

#5 ¿Qué hacer con las tarjetas personales?
En mi caso tengo un tarjetero en donde las voy poniendo. La información de los contactos que más me interesan la digitalizo en mi agenda de gmail. Si la persona tiene redes sociales, la sigo inmediatamente.
Si has quedado con alguna persona, contáctala cuanto antes. Que la cosa no se enfríe que con la agenda apretada que tenemos, lo vamos dejando hasta el olvido.

#6 ¿Qué hacer con los apuntes que has tomado en el cuaderno?
Prioriza y jerarquiza los temas que más te importan.
Si has apuntado una lista de actividades que necesitas hacer, no hay nada mejor que seleccionar una, agendarla y establecer un pequeño plan de acción para concretarla.

Recuerda en todo momento porqué has tomado esas notas y qué has sentido cuando estabas escuchando lo que has escrito, eso mantendrá tu motivación para hacer algo con ello y no dejarlo en el olvido.

Dice Tony Robbins:

«Una fuente importante de estrés en nuestras vidas proviene de la sensación de que tenemos un número imposible de cosas que hacer. Si tomas un proyecto y tratas de hacer todo a la vez, la sensación final será abrumadora«

Primero el uno y después el dos.
 

#7 ¿Qué hacer con la identificación que te dan al inicio?
Esto te lo dejo a tu criterio, algunas acreditaciones son realmente bonitas, otras un cartón escrito a mano. Si eres de los que les gusta atesorar recuerdos puedes guardarlas todas juntas en una caja bonita o pegarlas en un cuadro. También puedes sacarle una foto y guardarla en un archivo jpg. Si te lo has pasado bien en ese evento seguro que cuando veas la chapa, evocarás aquel momento.

#8 No te olvides de pasar las fotos que has sacado con tu teléfono a un disco duro externo o a tu ordenador. Si prefieres hay programas como Dropbox o Drive en donde puedes dejar una copia en la nube. Crea una carpeta en donde vayas recogiéndolas.

#9 Plantéate presentar una comunicación más adelante. Es probable que te haya gustado escuchar a colegas musicoterapeutas y te hayas imaginado estar tú también ahí adelante contando lo que haces. No lo dejes siempre para el final, comienza ya a planificar cómo te gustaría hacerlo, sino sabes o necesitas ayuda, mi Programa Investiga, Publica y Comunica te da las pautas para que arranques desde cero. Yo te acompaño.

#10 Comienza a ahorrar para el próximo evento, que la excusa de no tener dinero para participar de actividades tan importantes para que puedas visibilizarte, no te limiten.

Espero que te haya servido. Vuelve a releer este artículo cuando regreses de cualquier jornada o congreso y repasa el contenido. Poner atención de manera intencional al momento presente y en lo que hacemos, marca la diferencia.

Te invito a participar en los comentarios, compartiendo más consejos sobre lo que haces tú cuando llegas a casa con toda la información derivada de un evento.

Suscríbete al BLOG, únete a la COMUNIDAD DE MUSICOTERAPEUTAS apasionad@s por esta profesión y recibe contenidos de valor todas las semanas.

Deja un comentario

Suscríbete a mi newsletter

Información básica sobre protección de datos.
Responsable: Vanessa Vannay Allasia.
Finalidad: Envío de información solicitada y gestión de suscripciones.
Legitimación: Tu consentimiento.
Destinatarios: Plataforma de envío de newsletters recibirá datos para gestionar las suscripciones (Active Campaign).
Derechos: Podrás ejercer tus derechos a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como los otros detallados en la Política de Privacidad.

Recibe contenidos para musicoterapeutas

todas las semanas.

Vive de la Musicoterapia